Jean Alain enfrenta desde hoy juicio a pruebas en su contra

El exprocurador general, Jean Alain Rodríguez, se enfrenta hoy a su prueba de fuego en el juicio preliminar a las más de 3,500 pruebas que el Ministerio Público se propone hacer valer en su contra, y de los demás imputados en el caso Medusa, ante el juez de la Instrucción Amauris Martínez.

El salón de audiencias de la Corte de Apelación de lo Civil y Comercial, ubicado en la segunda planta del viejo Palacio de Justicia del Centro de los Héroes (La Feria), está listo para recibir a las 9:00 de la mañana, a los 63 acusados de supuestamente apropiarse ilícitamente de más de RD$1,000 millones del erario, a través del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario, implementado durante la gestión de Jean Alain en la PGR.

 

En la audiencia de hoy se espera también la vuelta al escenario judicial de la directora general de Persecución del MP, Yeni Berenice Reynoso, junto al titular de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, quienes han estado a la cabeza del proceso desde que se inició el 29 junio de 2021, con el arresto del exprocurador y tres de sus más cercanos colaboradores en la institución.

Fueron ellos el ex asesor Miguel José Moya; la exsubdirectora administrativa, Altagracia Guillén Calzado; y Javier Alejandro Forteza, exdirector de Tecnología de la Información.

Jean Alain guarda prisión preventiva en la cárcel de Najayo, San Cristóbal, desde el 13 de julio de 2021, y durante el proceso judicial que se le sigue, el MP le ha incautado bienes con un valor superior a los RD$500 millones, que incluye apartamentos, villas y otras propiedades en complejos turísticos de La Romana y el Distrito Nacional.

Los delitos

Durante la llamada Operación Medusa, posteriormente fueron arrestadas e incluidas en el expediente otras 38 personas físicas y 22 empresas, que son los que totalizan 63 imputados.

Todos están acusados por supuestamente incurrir en los delitos tipificados como Asociación de Malhechores, estafa contra el Estado, soborno, coalición de funcionarios, falsedad de documentos públicos, robo de identidad, delitos electrónicos y lavado de activos.

Testigos

Durante el proceso, el MP ha logrado acuerdos con varios imputados, a cambio de testificar en el juicio en contra del exprocurador, siendo el de mayor peso Rafael Canó Sacco, exjefe de Gabinete.

Tan pronto explotó el Caso Medusa, Canó Sacco huyó a España y el MP gestionaba su extradición, hasta que se arribó al acuerdo. Su participación como testigo en el juicio contra Jean Alaín sería a través de teleconferencia desde España. Otros testigos serían el ingeniero Antón Casasnovas Nolasco y Rainery Medina Sánchez .