Quedan 30 presos en el sótano de Bella Colina

Santo Domingo Oeste, RD

Unos 30 privados de liber­tad aun permanecen en el sótano del destacamento policial de Bella Colina, en Manoguayabo, municipio Santo Domingo Oeste, a la espera de ser reubicados en algún centro penitenciario en el que se les garanticen sus derechos humanos.

De acuerdo con una fuente consultada en “la carcelita”, como se le cono­ce también a este cuartel, las poco más de dos sema­nas aguardando se deben a que aun no cuentan con las órdenes de traslado.

El fiscal de esa jurisdic­ción, Edward López, dijo a Listín Diario que mientras llegan las resoluciones, “no paran de trabajar” y que buscan unas nuevas insta­laciones tal como dispuso la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito.

Los 30 privados de liber­tad se sumaran a otros que ya fueron trasladados y que totalizan unos 85 reclusos de los 140 internos que ten­drían que ser reubicados para la descompresión de esta cárcel.

El programa que dio lu­gar a “la carcelita” fue en principio para alojar a 20 personas, pero terminó al­bergando a 160.

Los traslados iniciaron el pasado 26 de marzo con la reubicación de los primeros 14 recluidos, tras una visita a las instalaciones del titu­lar del Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa; el fiscal de esa jurisdicción, Edward López; y el diputado Elías Báez, quienes comprobaron que la prisión era “inhumana” y que en ella “se vulneran los derechos de las personas”.

De acuerdo con infor­mación suministrada por el Defensor del Pueblo, Pa­blo Ulloa, los internos irán a La Victoria o Najayo-Hom­bres; y se distribuirían 55 en la primera y 30 en la segun­da.

EN PUNTOS
El escándalo

Desde el hacinamien­to en varias de las prisio­nes, la pestilencia causa­da por la proximidad de la “carcelita” a un siste­ma de tuberías cloaca­les, así como la falta de luz, agua y ventilación fueron algunas de las denuncias que causaron la alarma generalizada sobre esta prisión.