El martirio de una vida sin certificado de nacimiento de un joven residente en Santo Domingo Oeste

Santo Domingo Oeste.- Gabriel cree que tiene 29 años pero no está seguro, porque ninguna certifica­ción avala su edad ni su identidad. Aún no ha sido declarado.

Él anhela tener un ac­ta de nacimiento, pero se le ha complicado la decla­ración porque perdió con­tacto con su madre, que desde que nació lo dejó bajo la crianza de su abue­la materna, Francisca Her­nández, en el sector Las Caobas, de Santo Domin­go Oeste.

Cada día que pasa crece más su deseo de estar de­clarado, para poder con­tar con un empleo formal y continuar sus estudios, que dejó en octavo curso.

En una ocasión estaba recibiendo el apoyo en la unidad de declaraciones tardías de la Junta Cen­tral Electoral (JCE), pe­ro dijo que el proceso se detuvo sin lograr su pro­pósito de conseguir su acta de nacimiento, por­que siquiera tiene la cer­tificación de nacimiento del hospital. Clama por ayuda.

Comentó que ha perdi­do oportunidades de em­pleos por carecer de su do­cumento de identidad.

“Si no tengo documen­to no creo que me vayan a dar un trabajo”, se lamen­ta. En la actualidad se desempeña como delivery en un colmado temporero. Realiza además trabajos de pintura, plomería y jardi­nería cuando aparecen las oportunidades.

Vive solo, en una habita­ción alquilada, por la cual paga 1,200 pesos.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.