La Fuerza del Pueblo se perfila como una opción para el 2024

La Fuerza del Pueblo se perfila como una opción para el 2024

La organización que dirige Leonel Fernández exhibe crecimiento en la oposición a dos años de los comicios

La Fuerza del Pueblo (FP) es una organización que muestra fortaleza y capacidad competitiva para las elecciones del 2024. Lo que ha ocurrido desde las votaciones del 2020, cuando obtuvo un 8.95% de votos en el nivel presidencial, ocho senadores en alianza con el PRM, el aumento de su bloque de diputados a 19 y el paso de dirigentes del PLD a la organización que dirige Leonel Fernández, luce que competirá con ventajas en las próximas elecciones en todos los niveles.

Además de los números, ese partido tiene una ventaja que en política vale oro, la percepción de crecimiento permanente frente al PLD, partido con el que batalla por el escenario opositor. Hasta ahora, la organización norada es la segunda fuerza política, pero las encuestas colocan a Fernández como el líder de la oposición.

El primer padrón que depositó la organización en la Junta Central Electoral (JCE) fue de alrededor de 650 mil inscritos, pero la meta de ese partido es alcanzar un millón de miembros este año. Ese objetivo se ha retrasado, pues se fijó para el 2021, lo que no ha logrado.

El gran desafío del partido más joven del sistema es fortalecer sus estructuras nacionales, además de posicionar la marca FP y tratar de traspasar las simpatías de su líder, Leonel Fernández, a la organización. Según la última encuesta Gallup, Fernández es el principal líder de la oposición y eso es una fortaleza para el 2024.

La organización dejó para otro momento el Congreso Elector Manolo Tavárez Justo que elegiría las autoridades definitivas, porque las actuales son provisionales.

Una desventaja para la organización es que, al día de hoy, se observa que tendría que disputar el segundo lugar con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en 2024, que tiene la ventaja de la estructura con que no cuenta la FP.

La organización también luce pasiva para posicionar la marca y necesita una estrategia de propaganda para que la gente asuma el partido. A más de dos años de las elecciones tendría tiempo para lograr esa meta.

Recientemente, el secretario político de la organización, Radhamés Jiménez, sostuvo que la organización trabaja en la identificación de los candidatos para las elecciones municipales de febrero del 2024.

Ventajas de FP para 2024

La FP tiene la ventaja de la definición de su candidatura, que se da por hecho recaerá en Fernández. El tres veces presidente de la República, tiene superioridad para competir con el presidente Luis Abinader por ser una figura conocida por su larga permanencia en el escenario electoral desde el 1994, casi 30 años ininterrumpidos en la vida pública.

La FP, desde la oposición, tiene la ventaja de la cercanía con los partidos que no están en el gobierno, una desventaja para el PLD que ha perdido la mayoría de los aliados. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Reformista Social Cristiano (PRSC) han declarado que no tienen compromiso electoral para el 2024.

El PLD habría perdido varios aliados como el Partido Cívico Renovador (PCR) y el Partido de Acción Liberal (PAL), que estarían en acuerdos con el PRM.

Fernández cuenta con el apoyo de varios partidos desde que fue presidente y eso le genera condiciones favorables para encabezar una coalición de partidos que apoyen su candidatura.

En la oposición es el único partido en crecimiento, pues en el PLD hay renuncias permanentes y no se observan figuras o dirigentes que pasen a sus filas. Aunque la FP también ha perdido apoyo.
Algunos mimebros han pasado al oficialista PRM, como el caso de la alcaldesa de San Juan de la Maguana, Hanói Sánchez, y otros alcaldes que han abandonado para pasar al PRM.

La FP con Fernández además tendría la oportunidad en el contexto de crisis económica que atraviesa el mundo y que históricamente ha afectado electoralmente a los gobiernos en ejercicio.

De hecho, en América Latina, de 12 elecciones que se han realizado luego de la pandemia, en todas los partidos de gobierno han perdido las votaciones.

El último caso fue el de Costa Rica, que en la elección del 6 de febrero el partido oficialista, Acción Ciudadana, quedó fuera de la contienda de la segunda vuelta que tendrá lugar el 3 de abril.

Por el enfoque del discurso de Fernández y sus críticas permanentes al tema de la inflació nparece que es su apuesta para las elecciones del 2024.

“Siempre ha habido una correlación muy estrecha entre la tendencia de la economía global y los resultados electorales; si la tendencia de la economía global es negativa, todo el que está gobernando pierde las elecciones”, afirmó en entrevista reciente a elCaribe y CDN.

La única excepción es Nicaragua, pero el presidente Daniel Ortega se reeligió en un contexto autoritario que ha sido criticado por la comunidad internacional. Sin embargo, a pesar de la crisis económica y la inflación, la encuesta CIP-Gallup, que mide la popularidad de los gobernantes de América Latina, señala que es el segundo mejor valorado con un 70%. Además el Partido Revolucionario Moderno (PRM), hasta ahora, está unificado y es la principal fuerza política del país. Además a dos años de las elecciones y el contexto económico podría mejorar para el 2024.

La FP no tiene enemigos radicales en esta etapa

En política hay adversarios favoritos, es el caso de la FP y el PRM, que juntos lograron sacar al PLD del poder en las pasadas elecciones. Luego de la etapa del gobierno del PRM, la oposición de Fernández y su partido no ha sido radical como la que ha desarrollado el PLD. Ese hecho genera ventaja para Fernández y su partido. Además la relación entre el PLD y el presidente Abinader tiene unos niveles de hostilidad que no existen entre Fernández y sus antiguos compañeros de partido. Es evidente que la hostilidad entre el PRM y el líder del PLD debe ser profunda por el sometimiento a la justicia de los familiares y allegados del presidente y líder del PLD, Danilo Medina. Aunque la relación entre Fernández y Medina se agrió para el pasado proceso electoral, entre ambos no hay heridas de ese tipo y esa es otra ventaja para Fernández y la FP. Por tanto, ahora es la opción con menos enemigos radicales.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.